Menu
Consejos para repostar con seguridad

Consejos para repostar con seguridad

Algo que parece tan fácil como llenar el depósito de carburante puede provocar graves accidentes, tanto para el vehículo como para el propio usuario. Como en Ballenoil queremos que nuestros clientes realicen un repostaje seguro, creemos que es importante conocer una serie de pautas para evitar incidentes en cualquier gasolinera. En Ballenoil lo hacemos fácil y lo hacemos bien, así que sigue leyendo y ten en cuenta estos consejos. Independientemente de cuál sea tu vehículo o de qué tipo de carburante necesites, esto te interesa.

Antes de repostar
Nada más llegar a la gasolinera, lo primero que debemos hacer es apagar el motor y las luces y poner el freno de mano. Para incrementar el nivel de seguridad y evitar contratiempos, también es recomendable apagar cualquier aparato eléctrico que tengamos encendido, como puede ser la radio o el teléfono móvil.

Mientras repostas
Una prohibición clarísima es fumar. Aunque parece algo evidente, son muchos los usuarios que incumplen esta norma, lo que puede ocasionar serios incidentes. Además, es necesario evitar cualquier carga estática, que suele ocasionarse cuando el usuario roza su ropa con la tapicería, por lo que se recomienda que ningún pasajero salga o entre del vehículo mientras se está repostando.
Respecto al propio carburante, no debe rellenarse el depósito en su totalidad. Lo correcto es dejar un 5% del volumen sin llenar, para así asegurar que no habrá un derrame de carburante. Además, y para finalizar el repostaje con éxito, no debemos olvidar colocar con seguridad la manguera en el surtidor y comprobar que el tapón del depósito está bien cerrado.

Una excelente relación calidad-precio tanto en repostaje como en lavado de vehículos es la esencia del concepto Low Good Fuel de Ballenoil. Ofrecemos un servicio de 24 horas a nuestros clientes, con estaciones basadas en la tecnología más avanzada respecto a los métodos de pago, y garantizamos productos con precios de hasta un 10% menos que la competencia directa. Low Good Fuel define nuestro método de trabajo y se convierte en nuestra máxima indiscutible. Repostar con combustible de calidad no tiene por qué ser caro.

Después de repostar
Si al llenar el depósito de carburante se derrama una pequeña parte, hay que avisar al personal de la estación inmediatamente para que lo limpie, ya que se generan vapores inflamables y al encender el vehículo se podría provocar un accidente. Una vez está todo listo, es recomendable abandonar la gasolinera a una velocidad moderada, así como incorporarse a la carretera con respeto al resto de conductores para no interferir en la conducción de nadie.
Además de estos consejos de repostaje seguro, también recomendamos a los usuarios analizar las diferentes redes de servicio, cuáles son sus precios y la calidad del carburante que ofrecen, por eso recomendamos cualquiera de las gasolineras de Ballenoil, donde siempre ofrecemos la mejor calidad al mejor precio: Low Good Fuel.

volver arriba