Menu

Comunicado oficial

 Respecto a las declaraciones del alcalde de Leganés asegurando que la denuncia interpuesta por Ballenoil es para forzar la concesión de la licencia

Ballenoil, líder del sector con más de 100 estaciones de servicio en funcionamiento, quiere aclarar ante las desafortunadas declaraciones del alcalde de Leganés que:

 

  • La denuncia interpuesta contra el Ayuntamiento no ha sido únicamente por parte de Ballenoil, sino conjuntamente con la empresa Petroprix. Por lo que no es un tema particular de Ballenoil, como indica el alcalde, sino del sector en general.

 

  • En el momento de interponer la denuncia, Ballenoil ya contaba con una sentencia judicial favorable para la instalación de una estación de servicio. Por tanto, la finalidad no es conseguir la licencia, sino que se cumpla la ley dictada por los tribunales y conocer los motivos por los cuales ha sido necesaria una sentencia judicial para la concesión de una licencia después de ocho años de tramitación cumpliendo todos los requisitos técnicos y urbanísticos exigidos, tal y como ratifica la sentencia.

 

  • A fecha de la presente, no hay documentación técnica alguna pendiente de entregar por parte de la empresa, por lo que Ballenoil espera que el Ayuntamiento cumpla la sentencia de los tribunales y conceda la licencia con arreglo a todos los trámites completados para poder iniciar la construcción de la gasolinera.

 

Ballenoil recuerda que la situación de Leganés en este sector es anormal con respecto a otros municipios del entorno, lo que provocó que la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) realizase recientemente un informe dirigido a la ciudad de Leganés por la falta de competencia y apertura del mercado. Así como las restricciones que se ponía a los nuevos operadores y por el alto precio de los carburantes que se venden en las gasolineras existentes.

 

El único propósito de Ballenoil es ofrecer a los ciudadanos de esta ciudad la posibilidad de elegir dónde repostar. Así, pudiendo optar por gasolineras donde se vende un carburante de calidad a un precio inferior, consiguiendo generar un ahorro, de media, de 10 céntimos por cada litro

n.

 

.

 

 

volver arriba