Menu
Nuestra primera experiencia de voluntariado con APADIS

Nuestra primera experiencia de voluntariado con APADIS

ESTE POST NO LO VAMOS A TRATAR COMO UN ARTÍCULO CORPORATIVO AL USO.

 Y no lo vamos a tratar así porque necesitamos expresar con nuestras propias palabras lo que sentimos todos y cada uno de los trabajadores que acudimos al voluntariado de APADIS el pasado miércoles, 14 de abril. 

 Todos nosotros vivimos el día a día con nuestros propios problemas, incertidumbres, miedos, y también, con las típicas ilusiones y sueños que nos hacen felices. Pero cuando Ballenoil nos propuso hacer voluntariado con los chicos de APADIS, aquellos que tuvimos la oportunidad de ir no lo dudamos ni un solo instante.

Cuando llegamos a la asociación y comenzamos la actividad nos dimos cuenta de que cada persona tiene sus circunstancias, sus tiempos y metodología de aprendizaje. Algunas de sus dificultades no les permiten tener un día a día como el nuestro o el de cualquier otra persona sin estos ‘obstáculos’. Por eso, necesitan apoyo, seguimiento y deben seguir unas rutinas específicas de forma habitual.

 El poder vivir esta experiencia, haber formado parte de ella, aunque solo haya sido de forma momentánea, nos hace ser realmente conscientes de cómo son estas personas. Y es que verlo desde dentro nos genera ese sentimiento de querer aportar, colaborar, participar junto a ellos.

 Solo así, con experiencias vividas como las del pasado 14 de abril, podemos valorar la enorme capacidad que tenemos los seres humanos cuando no tenemos dificultades REALES. Es así cuando nos damos cuenta del valor que tiene cada persona. Y que TODO EL MUNDO CUENTA.

 Tras nuestra colaboración con APADIS, no tenemos ninguna duda de que seguiremos haciendo este tipo de acciones porque lo que nos hacen sentir es inolvidable.

 Porque JUNTOS SUMAMOS.

 

 

volver arriba